La pistola de Interpol

Pistola interpol.PilenMe parece mentira que este objeto haya sido una de mis obsesiones desde que desapareció.

No tendría yo más de cinco o seis años cuando cobró vida y se desmaterializó. Siempre he estado convencido de que huyó hacia otra dimensión desde las rendijas de aquel sofá rojo de skay, puerta hacia universos paralelos.

Todavía me sobrecoge el momento de angustia en que fui consciente de su falta, de que ya no estaba aquí y de que sólo me quedaba su recuerdo. La incredulidad primero, seguida de la revisión mental de mis movimientos y juegos anteriores, de la memoria inútil y de la esperanza de un descuido en el recuerdo y en una casualidad encontradiza que he mantenido desde entonces. Al principio, mientras la nave roja permaneció en la sala, realizando revisiones diarias de los huecos y entresijos del sofá y de su suelo, de cajones y escaleras, de bolsillos y armarios, sin más fruto que aprender a sobrellevar el desprendimiento y la ausencia. Y, aún así, desde entonces casi no ha habido semana en la que no recuerde el movimiento del policía en su culata, y mire cualquier rendija ansiando hallarla.

Citizen Kane “RoseBud” Scene