Lima

Con cinco meses Lima nos adoptó, una podenca alegre de pelo largo color canela y pinceladas lunares; con ojos melosos de un verde dorado, de mirada curiosa, inteligente y perspicaz, escondidos y seductores tras las pestañas.

Venía de sufrir dos experiencias traumáticas de abandono y, aún así, mantenía el carácter alegre e inquieto de cachorro juguetón y, a la vez, vigilante y en descubierta de una madurez impuesta, siempre atento a las salidas, a las caricias y sobre todo a no perder el contacto, tratando de identificar su espacio y su poder manteniendo siempre la distancia justa.

Sobre el nombre no hubo discusión, vino con él y es perfecto: metafórico, sencillo, sonoro, fresco y sugerente. Un nombre con capacidad para iniciar una historia de bandidos, de piratas, de viajes y de calmas. Una podenca para descubrir el mundo que se nos escapa con la prisa, para dialogar y ganar el tiempo que necesitamos para observar y disfrutar de la calma y apreciar la felicidad cuando pasa fugazmente siguiendo el rastro de un aroma, de un sonido, de una imagen o de un recuerdo.

 

 

 

 

Anúncios

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s